En #Real #Madrid esperarán a que termine #Copa #Confederaciones para #arreglar caso #CR7

Cristiano Ronaldo quiere abandonar la disciplina del Real Madrid de manera inmediata. Así amaneció el viernes, noticia que centró la atención de todos y que varios medios aseguran que es cierta y que conocían los dirigentes del club blanco, que consideran la situación como de 'tremendo enfado' por parte de Ronaldo, "motivado por todo lo que le está rodeando en las últimas semanas", señalaron a este periódico."Cuando dijo que le trataban como un criminal lo decía por algo".

Según información del portal marca.com, el malestar del actual Balón de Oro es cierto. Por su cabeza pasa la toma de una decisión drástica ante lo que él considera mal trato por el asunto de la denuncia de la Fiscalía respecto a su presunto fraude con Hacienda. Se siente maltratado por la prensa y no entiende ni comparte que cierto sector de la afición le haya pitado durante ciertos momentos de la temporada.

Los verdaderos motivos que le ha llevado a 'precipitarse', tal y como afirman desde la zona noble del Santiago Bernabéu, es su contencioso con hacienda y la denuncia interpuesta por la fiscalía. El resto ha ayudado, pero el foco es ese y algunos apuntan a que con un nuevo contrato todo podría calmarse y volver a su ser. Los dirigentes blancos de momento no piensan en esa circunstancia.

En el club ha sorprendido el paso que ha dado. Desde el primer momento le han intentado tranquilizar y hacer ver que el tema de hacienda tiene solución ante el diferente criterio impuesto por la Agencia Tributaria. Todo parecía controlado, pero de repente ha roto con todo lo hablado, filtrando su deseo de marcharse y de no regresar a España nunca más. Lejos quedan esas palabras suyas en las que decía que: "Me quiero retirar a los 41 años y en el Real Madrid".

Ronaldo tiene tomada la decisión, pero por la zona noble del Bernabéu esperan que el tiempo y el proceder del club en el caso, calme el ánimo del portugués y que reconsidere la postura de abandonar la disciplina blanca de manera inmediata. Y si no es así, en el Real Madrid se remiten a los 1.000 millones de euros que figuran en su cláusula de rescisión. El Real Madrid no retendrá a nadie en contra de su voluntad, pero eso sí el precio siempre lo marcará el club y nunca el jugador.

Los dirigentes blancos se quieren dar dos semanas para que la situación se calme un tanto. Hasta el final de la Copa de las Confederaciones del día 2 de julio, no piensan mover ficha. Ronaldo está concentrado con su selección y creen que este asunto 'no debe tratarse por teléfono y sí cara a cara'.

Por este motivo, ahora buscan que el asunto se enfríe y esperan y desean que no aparezca entrevista alguna de Ronaldo. De momento ha sido un deseo expresado a través de terceros, pero también saben que la situación no es la misma a septiembre de 2012, momento en el que proclamó que no era feliz.

Ahora ha ido más allá y el órdago no ha gustado y deberá explicarse cara a cara con Florentino Pérez y José Ángel Sánchez, para buscar algún sentido a lo hecho.

Días atrás, también desde Portugal, apareció una supuesta oferta de 180 millones de euros que de momento no ha llegado a la entidad madridista. Los dirigentes blancos quieren que el tiempo vaya enfriando el asunto, pero la realidad dice que en el horizonte aparecen más amenazas de denuncias.

Manchester United y PSG podrían sus posibles destinos europeos, únicos clubes que ahora mismo podría afrontar una operación que se podría ir entre traspaso y sueldo del jugador a los 400 millones de euros. Además, claro está, del fútbol chino y su siempre bien considerada presencia en este tipo de situaciones.

El Real Madrid contempla diferentes escenarios con o sin Cristiano Ronaldo. De hecho durante la temporada, en las diferentes reuniones de plantificación, se hablaba de la posibilidad de ver a un equipo blanco sin la BBC o sin alguno de sus componentes. Lo veían como una posibilidad, que ahora puede ser real.

 

Marca.com

Share